Inicio

Conócenos

Productos Enlaces
 

 

El Caracol es un molusco terrestre. Es hermafrodita insuficiente pues se necesitan dos para reproducirse. Su aparato genital está constituido por una vagina, un pene y un dardo, y está ubicado detrás de la cabeza en el lado derecho .

Existen diferentes especies, entre ellas el Caracol Helix Aspersa, caracol común de jardín. Es el más utilizado en los criaderos por su rusticidad, resistencia, fecundidad, adaptación al cautiverio, rápida evolución y capacidad de adaptabilidad a los diferentes climas. Es la especie comestible más consumida. Su caparazón es generalmente de un color gris amarillento, y presenta un diámetro de entre 30 y 40 mm. Su peso oscila entre 5 y 15 gr. Son prolíficos, ponen de 80 a 120 huevos y alcanzan el estado adulto y pueden reproducirse al año de vida, aunque en criaderos climatizados llegan a la madurez a los 8-10 meses.

Los probables usos que se puede dar al escargot son los siguientes: Consumo directo como carne. Producción como pie de cría o para engorde. Consumo combinado con hortalizas u otros productos vegetales. En conservas o enlatados acompañado de salsas, aceites o licores. Carnada para pesca. Alimento para otros animales como aves y peces. En cosmética, el valor de su baba es indiscutible, y en algunos países, en particular en Alemania y Francia, forma la base de preparados específicos para la piel. Al ser introducidos en zonas contaminadas, contribuye a su saneamiento. Estos moluscos son auténticos medidores del grado de contaminación del terreno, analizando su pie es posible acertar la calidad y cantidad de los venenos existentes en el ambiente, ya que una parte de estos permanece aprisionada en su tejido . Es importante destacar que la carne de caracol, además de incursionar en la gastronomía, es actualmente empleado con fines medicinales. En Bélgica, se está desarrollando un preparado a partir del mucílago del caracol con el objetivo de reconstruir la mucosa gástrica dañada en los seres humanos. Las proteínas de los caracoles actúan en la reconstrucción integral de los tejidos gástricos, ayudando a la cura de la úlcera.